Seguidores

domingo, 19 de junio de 2016

Complicated.

Necesito escribir. Necesito desahogarme, pero todo es un desastre en mi mente right now. Lo sorprendente es esto: no pienso en cortarme ni en querer morir. Ya no. Más bien... lo pienso pero ya no es una opción. Ya no.
Esto me hace sentir tan... no sé. Debería sentirme bien, supongo, pero no es así. Tampoco me siento mal. Es extraño. Es como si una parte de mi estuviera perdida, confundida o incompleta.
Lo extraño, ¿saben? Todo eso. De cierta manera extraño las noches llenas de sangre, extraño ese sentimiento que no comprendo, pero a la vez lo odio. Sigo extrañando esa depresión que me invadía, ese tormento, ese maldito infierno. Pero lo odio. Odio ese infierno.
¿Cómo arranco el pasado de mí? ¿Cómo me libero de todo aquello que aún me hiere?
Aunque 'extrañe' esas noches sin dormir atormentada por mis pensamientos, quiero que paren, que no pasen más. Pero al parecer no se detienen, no para siempre.

lunes, 15 de febrero de 2016

I´m still breathing.

Escrito en noviembre de 2015:
Tercer entrada del año. Tiempo sin escribir.
Seguramente les pasa... ya casi va a terminar el año y voltean a ver todo lo que hicieron en ese tiempo. Aquellas personas con quien se toparon, experiencias nuevas, risas, tristezas, vivencias que se volverán recuerdos. Y llega ese sentimiento de nostalgia. Así estoy ahora. Noviembre... ese mes que me entristece, un mes "especial". Un mes más y habré logrado terminar un año COMPLETO sin todo aquello que me dañaba. Sin vomitar, sin cortarme, sin ayunar, sin intentar quitarme la vida. Desde hace aproximadamente 4 años que no lograba tanto tiempo así, sin autoflagelarme... y estoy por cumplir ahora un año, un año sin tanta mierda en mi vida.
Pero que no lo haga no quiere decir que no lo piense. Porque lo pienso, y cada pensamiento, cada recuerdo me sigue haciendo daño, pero no se ve, nadie lo ve, nadie sabe. Paso días con tanta ansiedad, a veces hasta con depresión, sí, esa que tuve por tanto tiempo, esa que parecía interminable, a veces se va, pero regresa, sigue ahí, y debo luchar contra eso, aprendí a controlar los impulsos, pero a veces pienso en ceder.

Tengo casi 20 años. No me siento bien con mi vida. Y, claro, me siento estúpida por pensar así. Me siento estúpida cada que quiero vomitar, porque siento que lo necesito pero se que no es así. Me siento estúpida al recordar todo mi pasado, tantos años desperdiciados hundida en esta "enfermedad". Me siento estúpida por querer morir, porque veo cómo se forma un ser humano, y me sorprende saber todos los procesos por los que hay que pasar para que una persona pueda tener vida... y que de un día para otro hayamos personas queriendo terminar con eso. Me siento estúpida esos días que falto a clases porque me siento deprimida.
Pero también debo decir que ya no es tanto, hasta podría decir que son más los días buenos que los malos. Rara vez lloro. E insisto, ya casi logro un año sin hacerme daño.