Seguidores

domingo, 19 de junio de 2016

Complicated.

Necesito escribir. Necesito desahogarme, pero todo es un desastre en mi mente right now. Lo sorprendente es esto: no pienso en cortarme ni en querer morir. Ya no. Más bien... lo pienso pero ya no es una opción. Ya no.
Esto me hace sentir tan... no sé. Debería sentirme bien, supongo, pero no es así. Tampoco me siento mal. Es extraño. Es como si una parte de mi estuviera perdida, confundida o incompleta.
Lo extraño, ¿saben? Todo eso. De cierta manera extraño las noches llenas de sangre, extraño ese sentimiento que no comprendo, pero a la vez lo odio. Sigo extrañando esa depresión que me invadía, ese tormento, ese maldito infierno. Pero lo odio. Odio ese infierno.
¿Cómo arranco el pasado de mí? ¿Cómo me libero de todo aquello que aún me hiere?
Aunque 'extrañe' esas noches sin dormir atormentada por mis pensamientos, quiero que paren, que no pasen más. Pero al parecer no se detienen, no para siempre.