Seguidores

jueves, 27 de agosto de 2015

Find love and die.

Tengo conflictos con el amor. Empezando con lo que para mí es el amor. El amor es vida, si no hay amor, no hay vida, si hay vida, debe haber amor. Me he puesto a pensar en ello. Algunos aplican la frase de "te amo tanto que moriría por ti", pues bueno, me parece ilógico. Morir es algo instantáneo, algo que debe pasar tarde o temprano, algo a lo que todos estamos destinados, pasa prácticamente sin esfuerzo. Sólo mueres, todo termina, ¿y luego? No, yo creo que más bien debe ser al revés, cuando amas a alguien vives por él. Así como una madre ama a su hijo y vive por él, lucha por él. Así como amas a tu pareja y al estar con ella te sientes vivo, y lo único que quieres es estar a su lado. No sólo aplica con las personas, por ejemplo, si amas bailar, actuar, pintar, lo que sea, el amor y la pasión por ello te impulsarán a seguir con un propósito, quizás el ser mejor, o mostrarle a los demás que es lo que haces, pero tal vez sin darte cuenta el amor por ese "algo" es el motor a tener sueños y te hace sentir más intensamente la vida, simplemente te hace vivir. Pero dentro de todo esto está la persona mas importante: uno mismo. Si te amas, decides vivir. Si te amas te cuidas, no te lastimas, te procuras, aprendes a sobrellevar las adversidades, ¿por qué? Porque te amas. Cuando amas a alguien no le haces daño, cuando amas a alguien vives por él, por ella o por ti. 
No sé si mi forma de pensar esté bien o mal, pero es lo que pienso, o al menos así aplica en mi vida. 

Find love and die.


domingo, 8 de marzo de 2015

Darling, scars will remain.

No sé si esto es así de difícil o soy yo la que lo complica.  Este cambio se me hace tan difícil. Primero estoy ahí, en la sala del hospital, conectada a tantas máquinas, monitoreando los signos vitales. Muriendo. Intento de suicidio. Depresión. Anorexia. Bulimia. Trastornos... O eso dicen los médicos. Me internan. Lucho por dejar de vivir, por dejar de sentir, por dejarlo todo de una vez por todas. Harta de la vida, de la gente, de mí . ¿Y ahora? Estaré ahí mismo, es una sala de un hospital, pero esta vez estaré salvando vidas, luchando por hacer que alguien tenga una segunda oportunidad, así como yo la tuve, aunque en ese momento fuera en contra de mi voluntad. 
Primero estoy ahí. Cortándome. Vomitando. Deseando lo peor. Ahora estoy estudiando, aprendiendo como mejorar la salud de la gente. Estaré salvando vidas mientras mi piel marca mi pasado, mi pelea conmigo misma, mi infierno. Y no, no estoy lista para lidiar con eso. No me siento lista para esto. 
Mi pasado no me define, eso quizás sea cierto. Pero me ha dejado marcada, marcada para siempre. Y viviré con eso por el resto de mi vida. 
¿Cuantos casos no veré como los míos? Recordándome todo. Simplemente siento no poder. 
Realmente no me arrepiento de nada, el haber vivido todo eso me enseñó cosas, pero me es complicado tener que sobrellevarlo. No quiero seguir viviendo con esto sobre mis hombros, atormentando mi mente, no quiero vivir. Y ¿cómo estaré luchando por la vida de alguien mas si no me importa la mía? ¿Cómo haré vivir a alguien si yo quiero morir? Intento salir de este vacío pero es imposible, no se puede hacer como si nunca hubiera pasado. ¿Y ahora? Trato de hacer lo mejor que puedo, pero es difícil. O quizás solo soy yo la que lo complica.  

Ahora estoy en primer semestre de la carrera de medicina. Sigo luchando día a día contra los impulsos de mi mente. El cambio externo fue repentino, de un día para otro cambié mi cabello de colores a un cabello más "normal", pasé a vestir de blanco, a verme más como una "futura doctora", como sea, puedo vivir con eso, pero el cambio interno, ese es el que me duele. No me sentía lista para esto pero aquí estoy, y sólo tengo dos opciones: seguir o hundirme.

Ultimamente pienso mucho en el suicidio, de nuevo, sólo que ya no es tanto una opción. Llevo MESES evitando cortarme, y hasta ahora lo he logrado. Cada vez parece más imposible, pero sé que si caigo será en picada, así que resisto, resisto lo más que puedo y aquí estoy, entera. No sé cuanto tiempo más duraré así, hago lo que puedo pero quizás no sea suficiente, y me siento sola en esto. 19 años, estudiante de medicina. Sola. ¿Seguir... o hundirme?